Hotel con encanto immerso en plena naturaleza

donde el lujo es encontrarse con aquello esencial

La Vella Farga nace de una cuidadosa reconstrucción de una masía catalana del siglo XI, dándole vida y convirtiéndola en un espacio único y exclusivo, en plena naturaleza.
Una experiencia diseñada con los elementos esenciales del bienestar a través de la naturaleza.

Estamos a tan sólo una hora y media de Barcelona, en medio de un espectacular paraje natural de más de 300 hectáreas de prados, bosques de pinos y olivos centenarios en el Pre-Pirineo catalán.

Un enclave donde la calma, la naturaleza y la elegancia convergen para crear un marco idílico que configura una experiencia de descanso y bienestar.

Ideada con gran sensibilidad por los propietarios Gemma y Martí, quienes han mantenido una perfecta armonía entre la arquitectura de piedra, los suelos de madera y un diseño contemporáneo.

Se ha restaurado cuidadosamente gran parte del mobiliario, completándolo con piezas de anticuario seleccionadas, otorgando así una especial identidad a las 13 habitaciones con personalidad propia y adaptadas al confort de un hotel de lujo.

En La Vella Farga estamos a su servicio ofreciéndole un trato cercano y familiar, en plena sintonía con la tranquilidad de su paraje natural y el bienestar que se respira en plena naturaleza.
El Restaurante de La Vella Farga propone una cocina creativa con producto de proximidad e ingredientes naturales.

En sus magníficos exteriores se encuentra la espectacular piscina desbordante climatizada rodeada de un área de descanso y grandes espacios verdes con vistas al valle y al bosque.

Todos estos elementos harán de su estancia en La Vella Farga una experiencia única.

Escapadas de lujo